Confeccionadas por las Hermanas de la Caridad de Santa Juana Antida, ciertamente más conocidas en San Vittore como las Hermanas de la Beata Enrichetta Alfieri, están hechas con el deseo de estar cerca de muchos hermanos que viven en reclusión y que ahora están aún más aislados que los demás.

Sor Enrichetta sabía cómo estar al lado de los detenidos con una sonrisa: nosotras deseamos estar allí con un objeto pequeño, la mascarilla, que en cambio parece ocultar la sonrisa… No es este nuestro objetivo, sino el de proteger a todos, haciendo que la sonrisa brille en los ojos, que es la sonrisa del corazón.